Libro: “La noche en que Frankenstein leyó el Quijote” de Santiago Posteguillo.

Este libro llama a primera vista la atención por dos motivos muy específicos, el primer motivo, sin duda, el título que nos hace pensar en qué momento o situación Frankenstien leyó el Quijote. El segundo motivo, la portada donde vemos al monstruo de Frankenstein leyendo el Quijote sentado en la comodidad de un sillón arropado por el reconfortante calor de una chimenea.

Se conoce a su autor, Santiago Posteguillo por su prolífica producción de artículos de investigación, monografías y diccionarios, pero es también por sus novelas ambientadas en la Antigua Roma, como la trilogía de Escipión (‘Africanus, el hijo del cónsul’, ‘Las legiones malditas’ y ‘La traición de Roma’).

Posteguillo nos muestra la cara B de algunos libros, lo que hubo detrás, anécdotas e historias de los autores o de las mismas obras literarias. Hasta que un libro llega a manos del lector, el camino es largo, y en muchas ocasiones está plagado de incidentes, problemas, rechazos, censura, felicidad, casualidad.

En ‘La noche en que Frankenstein leyó el Quijote’ descubriremos por ejemplo quién inventó el orden alfabético que tan útil nos resulta hoy para ordenar bibliotecas, o teorías sobre quién pudo escribir cierto libro anónimo o si las obras de Shakespeare eran realmente suyas. Algunos capítulos destacables son el homónimo al título del libro, los dedicados a Dickens y Antoine de Saint-Exupéry, y el de cómo J.R.R. Tolkien derrotó a una editorial americana. Mención también para los capítulos sobre libros perseguidos por la Gestapo o la KGB, y autores hoy mundialmente conocidos rechazados por editores. (Aunque cada quien tendrá sus favoritos, por razones específicas o simple gusto)

El libro está dividido en capítulos cortos, que en la mayoría de las veces no exceden las cinco páginas y se lee sin que te des cuenta, fácil lo puedes terminar en un día o dos, o en unas cuántas horas, si no tienes nada que hacer. Es uno de esos libros que empiezas con entusiasmo y lo terminas con pena porque te gustaría seguir conociendo más historias del lado no tan conocido del mundo de la literatura. Recomendado sin lugar a dudas, porque todo aquel al que le entusiasmen los libros disfrutará de su lectura.

 

Comunicador gráfico, admirador del color, las texturas y las retículas. Me gusta encontrar soluciones, cocinar y leer. Creo en hacer las cosas como si fuera la primera vez, siempre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!