Impartirán  taller de Ballet en línea para niños y adultos

Compartir:
  • 31
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    31
    Shares

“Siempre he dicho que el ballet me cambió la vida en general…en mi casa hubo mucho machismo y el ballet me ayudó a salir de ese círculo, en la danza buscaba esa salida de no vivir en un espacio que no era sano” señaló Miguel Fernández.

A su corta edad Juan Miguel Fernández bailarín profesional de ballet, acumula ya en su historia de vida bastas experiencias y galardones por su desarrollo como artista junto a compañías importantes a nivel internacional. Ahora reside en Puerto Vallarta y desea poner al alcance de hombres y mujeres de la región su experiencia y consejos más importantes que le han valido múltiples reconocimientos. 

Su primer acercamiento al ballet fue a muy temprana edad, a sus seis años, como un niño inquieto en clase y como una forma de escapar del aburrimiento del salón, llegó a su primera audición para hacer las pruebas necesarias e integrarse a las actividades de una compañía en Veracruz. 

Una desgracia en su vida, como lo fue el fallecimiento su padre, lo acercó más a este arte con la finalidad de honrar la vida de su progenitor que antes de morir, por fin autorizara que se integrará a aprender las técnicas del ballet. 

Una vez adentrado en la disciplina que implica esta danza encontró su pasión en la vida, que ahora desde Puerto Vallarta desea compartir con aquellas personas que siempre quisieron conocer más acerca del ballet o practicarlo desde su juventud aunque sus circunstancias de vida se los impidieron.Y es que Juan Miguel Fernández reconoce que en  la cultura mexicana aún hay muchas ideas que limitan a los hombres de aprender ballet y ejercerlo como un trabajo, él mismo se vio en muchas situaciones acosado y presionado por miembros de su familia para que dejara este  baile. 

 

Los argumentos más comunes en el ambiente son la asociación de que los hombres que practican ballet son  gays o afeminados, que es una danza sólo para mujeres o que su hombría estaba en juego; estos argumentos incluso en algunos otros países llevaron a compañeros suyos a ser víctimas incluso de violencia física además de la psicológica. 

 

“Siempre he dicho que el ballet me cambió la vida en general…en mi casa hubo mucho machismo y el ballet me ayudó a salir de ese círculo, en la danza buscaba esa salida de no vivir en un espacio que no era sano” señaló Miguel Fernández.

Por ello ahora una de los objetivos al residir en la bahía es poder compartir esta pasión con las personas y considera que la cuarentena puede ser una gran oportunidad para que las personas puedan adentrarse en el conocimiento de la danza ya que les permitirá ejercitarse a la vez que disfrutan las clases. 

Este taller va dirigido a público en general, niños y  niñas a partir de los 7años,  adultos, no importa la edad o el nivel que tengas, está dividido en dos grupos, principiantes que tendrán sesiones los días martes, jueves y sábado a las 10:00 am y el grupo de avanzados cuyas sesiones tendrán lugar los días  lunes, miércoles y viernes.
Comienza el próximo lunes y busco compartir mis experiencias con las personas que siempre han querido intentarlo y no han podido por el tiempo, porque su trabajo se lo impide o el acceso económico.  El costo del Taller es de 300 pesos por 6 clases  a través de la plataforma de zoom. Pueden inscribirse al whatsapp (+1) 214 7730 34 o a través del perfil de Facebook del bailarín.  AQUÍ

 

“Cada vez somos más hombres los que intentamos hacer esto, ya sea danza clásica, contemporánea, jazz , hip hop, break dance, siento que gracias a que los tiempos están cambiando la gente está despertando, muchos hombres ya no tienen tanto miedo de intentarlo.”

 

ALGUNOS TESTIMONIOS… 

“Recomiendo practiquen esta disciplina del ballet clásico, ayuda a liberar tus emociones y sentimientos”

Al mismo tiempo desarrolla la psicomotricidad, agilidad y coordinación de tus movimientos.
Desarrolla la expresión corporal, oído y memoria.
Permite mejorar el equilibrio, reflejos y agilidad en tus movimientos.
Enseña el valor de la disciplina.

Alumna : Andrea Sarai Martínez Mora / 11 años

“Me volví a sentir ágil y puedo bailar como hace años”

Dejé de hacer ballet clásico hace muchos años, he intentado otros ejercicios pero ninguno me llena tanto como bailar, me hace sentir tranquila y me gusta mucho el ambiente, las clases tienen muy buen nivel y siento que avanzamos mes con mes. ¡No pienso dejarlo y si es necesario hacerlo en casa por unos meses estoy más que dispuesta!

Alumna : Ana Blaauw-Torres / 50 Años


Compartir:
  • 31
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    31
    Shares