Cuando se creó el Centro de Estudios Cinematográficos (CIEC) de la Universidad de Guadalajara (UdeG) , en 1986, Guillermo del Toro, quien ofrecía cursos, ya había hecho su primer corto Doña Lupe. Él fue el profesor de Realización de las primeras generaciones del área de enseñanza de este centro.

El CIEC tuvo su momento importante, pues organizó varias ediciones de la Muestra de Cine Mexicano, además de que sirvió para consolidar la formación de Guillermo como profesor y cineasta, porque era un espacio donde se discutía sobre cine, informó el doctor Eduardo de la Vega Alfaro, profesor investigador del Departamento de Sociología del Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades (CUCSH), quien habló del paso que Guillermo del Toro tuvo en la UdeG.

Destacó también que el CIEC dejó huella, pues de éste salieron realizadores de cine y académicos que después formaron parte del Departamento de Imagen y Sonido (DIS), del Centro Universitario de Arte, Arquitectura y Diseño (CUAAD), así como de otras áreas de estudio de la Universidad.

Sobre el filme Cronos, De la Vega Alfaro indicó que en esta obra Del Toro pudo vislumbrar su capacidad, talento y pasión por el cine.

“Cuando Guillermo propone crear esta cinta, la UdeG apuesta por su talento, por ello destinó un recurso significativo para su producción. Fue de las primeras cintas que ganó su buena cantidad de premios Ariel, siendo su ópera prima; eso empezó a catapultarlo. Incluso se volvió una película de culto en varios países”, subrayó.

Sobre su propuesta audiovisual, informó que “retoma elementos de lo que ha vivido, deja ver un sentido de autor, tiene una propuesta que involucra cuestiones autobiográficas, así como de sus gustos por otras películas y directores favoritos; estos elementos lo distinguen como autor cinematográfico”, comentó.

Para el Presidente del Patronato del Festival Internacional de Cine en Guadalajara (FICG), licenciado Raúl Padilla López, el cineasta tapatío Guillermo del Toro es el ejemplo de que en todos los rincones del mundo el talento existe y puede desarrollarse hasta alcanzar grandes éxitos.

Recordó que la ópera prima de Del Toro fue Cronos (1993) –producida por la UdeG-, y que se llevó el Premio Mercedes-Benz de la Semana de la Crítica en el Festival de Cannes.

“Es una de las figuras más destacadas de la cinematografía mundial, que después de una cascada de premios que ha recibido con motivo de su última película La forma del agua, obtuvo el Premio de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Hollywood, lo que nos llena de satisfacción porque Del Toro fue miembro fundador de este patronato que ahora organiza el festival. En la primera edición, que empezó como muestra, se presentó Doña Lupe, en 1986, uno de los primeros trabajos de Guillermo”, expresó Padilla López.

Para la edición 33 del FICG –que inicia el próximo 9 de marzo– se contará con la presencia del director tapatío, por lo que se tienen programadas varias actividades, la primera de éstas, la inauguración de la sala de la Cineteca FICG de la UdeG que llevará  su nombre, además de dos Master class, titulada “De la geometría a La forma del agua”, que tendrán como sede la Sala Plácido Domingo del Conjunto  de Artes Escénicas, con entrada gratuita y que estarán abiertas para mil 800 personas, expresó el Director del FICG, maestro Iván Trujillo Bolio.

“Él quiere dirigirse a los jóvenes, está contento de venir. Veremos la posibilidad de sacar la señal por medio de Canal 44 y la instalación de una pantalla en la parte externa de la cineteca. Tendremos anuncios de proyectos importantes que se tienen con él, que daremos a conocer”, añadió Trujillo Bolio.

El Jefe del DIS, licenciado José Ramón Miquelajáuregui, destacó la trascendencia de lo que se ha dado en los últimos cinco años: que cuatro veces directores mexicanos hayan ganado el Premio al Mejor Director en Hollywood.

Dijo que en materia de formación, la licenciatura en Artes Audiovisuales que imparte la UdeG, admite anualmente a 15 alumnos y atiende hoy a una comunidad de 60 estudiantes; poco a poco se consolida como una de las mejores en el país, con reconocimiento en el extranjero.

“Somos reconocidos por la Asociación Internacional de Escuelas de Cine y Televisión (CILECT), que reúne a las 150 escuelas más importantes y que incluye a cuatro de México, entre éstas la de la UdeG, somos una escuela que empieza a dar frutos con sus egresados”, señaló.

El Rector General de la UdeG, maestro Itzcóatl Tonatiuh Bravo Padilla, ponderó la presencia del cineasta tapatío, gran promotor e impulsor del FICG, a unos días de haber sido galardonado con el Oscar.

Fotografía: Archivo
Texto: Laura Sepúlveda  UDG©

Somos un colectivo apasionado por la cultura y el ocio. Nos gusta echarle un ojo a lo interesante, lo nuevo, novedoso, lugares, sucesos, ideas y gente para compartir a través de historias que nos acerquen.