Con un elenco estelar conformado por Charlize Theron, James McAvoy, y John Goodman, entre otros grandes nombres, llega Atómica (Atomic Blonde en su título original), dispuesta a traernos un thriller de espías lleno de acción y misterio; sin embargo, pese a todos los grandiosos elementos que la conforman, la cinta se queda corta y no logra cumplir todo lo que viene prometiendo desde sus tráileres.

Atomic Blonde© (2017)

La película, la cual es una adaptación fílmica de la novela gráfica The Coldest City, se sitúa en los días previos a la caída del muro de Berlín en 1989, donde la agente del MI6, Lorraine Broughton, deberá recuperar una lista, la cual contiene los nombres de doble agentes soviéticos que buscan escapar a Europa Occidental.

No cabe duda que Atomic Blonde resulta entretenida en momentos, pero su mayor error fue no saber cómo aprovechar el tiempo en pantalla. Una de las escenas de pelea dura aproximadamente 10 minutos, la cual se lleva a cabo en lo que parece ser una sola toma continua, y aunque la coreografía de los actores es bastante buena, no mantiene la tensión suficiente, volviéndose larga y aburrida.

Atomic Blonde© (2017) Charlize Theron

Una buena explicación a esto es que la cinta fue dirigida por David Leitch, cuya carrera destaca principalmente por su trayectoria como doble de riesgo en más de 80 películas, incluyendo El Club de la Pelea, V de Venganza, y 300; y aunque Atómica no es el peor inicio para su papel como director (dirigió John Wick pero esa fue en colaboración) creo que de sus casi dos horas pudo haber tenido un mejor filme en un corte de 90 minutos.

©AtomicFilm

‘‘Palomera’’ es el adjetivo adecuado para describir a Atómica. Le recomiendo ir a verla sabiendo que no es ninguna joya, que no es ninguna Sin City, y que no tiene razón alguna para preocuparse por recordar cual es el objetivo de cada personaje. A los realizadores tampoco les preocupó.